Marys Medicine

In second place among basic reasons for erectile dysfunction in Australia are different ailments viagra australia which may not necessarily be connected to the sexual sphere.

Canaryislands.eu

CAPÍTULO 9
SECUNDARIOS
ESTABILIZADORES DEL ÁNIMO.
En general el control de los fármacos que reciben los enfermos de los recursos es función de las Unidades de Salud Mental, pero debemos estar
familiarizados con los fármacos, sus dosis habituales y los efectos
secundarios que con mayor frecuencia se pueden presentar, así como los
efectos secundarios que, por su gravedad, tenemos que tener presente.
Además, algunos fármacos necesitan controles periódicos de los niveles
séricos y debemos conocer las pautas a seguir cuando se alteran, y cómo
realizar y con qué frecuencia la determinación de los mismos.
1. NEUROLÉPTICOS

Los antipsicóticos o neurolépticos son fármacos que usados para el tratamiento de las psicosis. Los neurolépticos ejercen modificaciones cerebrales y sirven en casos de esquizofrenia para, por ejemplo, hacer desaparecer las alucinaciones. Se han desarrollado varias generaciones de neurolépticos. La primera generación, descubiertos en los años cincuenta, llamados antipsicóticos típicos y, la segunda generación, de descubrimiento más reciente, constituye el grupo de antipsicóticos atípicos, de mayor uso en la actualidad. Ambos tipos de medicamentos, los típicos y los atípicos, tienden a bloquear los receptores de la vía de la dopamina en el cerebro Los fármacos antipsicóticos, al igual que prácticamente todos los medicamentos, tienen efectos indeseados al mismo tiempo que los efectos beneficiosos esperados. Durante las primeras fases del tratamiento con fármacos, los pacientes podrían padecer efectos secundarios tales como somnolencia, inquietud, espasmos musculares, temblores, sequedad en la boca, o visión borrosa. Muchos de ellos pueden corregirse reduciendo la dosis o pueden controlarse con otros medicamentos. Diferentes pacientes tienen distintas respuestas al tratamiento y efectos secundarios a diversos fármacos antipsicóticos. Un paciente puede mejorar con un fármaco más que con otro.
a) NEUROLÉPTICOS O ANTIPSICÓTICOS CLÁSICOS.
Efectos indeseables de los antipsicóticos clásicos:
• Sedación (cuando no se busca) • Hipotensión. • Rigidez muscular. • Aparición de tics. • Sensación de abatimiento. • Diversos efectos anticolinérgicos (sequedad de boca, estreñimiento.) • Visión borrosa. • Retención urinaria • Alteraciones cardiacas. • Reacciones alérgicas. • Alteraciones hormonales: Disminución de hormonas sexuales femeninas: alteración del ciclo menstrual. Aumento de la prolactina: galactorrea y ginecomastia. Disminución de la hormona del crecimiento. Alteración tiroidea • Alteraciones neurológicas: Extrapiramidalismo farmacológico. Acatisia (inquietud en las piernas). Reacciones discinéticas agudas. Discinesia tardía. • Síndrome neuroléptico maligno. La discinesia tardía es un efecto no deseado que se caracteriza por movimientos musculares involuntarios de la boca, la lengua, los párpados y, a veces, también del tronco y otras partes del cuerpo. Pueden presentarla los pacientes que reciben tratamiento antipsicótico durante periodos prolongados entre el: -15 y el 20% de los tratados con antipsicóticos clásicos. -0,8 y el 6,4 % de los que reciben antipsicóticos atípicos. En la mayoría de los casos, este efecto es leve y transitorio y no molesta al paciente. Sin embargo, hay casos en que es grave y persistente. Si aparecen signos de discinesia tardía, se debe consultar al médico para replantear el tratamiento. b) CLOZAPINA (LEPONEX®)
Antipsicótico que en la actualidad se utiliza solo bajo un estricto control. Este fármaco ha demostrado ser extraordinariamente eficaz en cuadros psicóticos resistentes a otros fármacos, y además produce menos efectos secundarios de los que los antipsicóticos habituales presentan con mucha frecuencia como son: la rigidez, distonías, temblor, hipersalivación, etc. La clozapina puede provocar agranulocitosis. Aunque resulta
generalmente reversible al retirar el fármaco, esta reacción puede ser fatal en algunos casos. Por esta razón su uso debe ser limitado a los pacientes esquizofrénicos en las siguientes situaciones: • No respondan al tratamiento con neurolépticos clásicos o que no los • Tengan recuentos leucocitarios inicialmente normales (> 3.500 leucocitos por mm3, con diferencial normal). • Pacientes en quienes se puedan realizar recuentos leucocitarios periódicos (semanales durante las primeras 18 semanas y luego mensualmente como mínimo mientras continúe el tratamiento). • Los médicos prescriptores deberán cumplir plenamente con las medidas de seguridad requeridas. • En cada consulta al paciente que reciba clozapina se le debe recordar que se ponga en contacto inmediatamente si comienza a desarrollar cualquier tipo de infección. Se deberá prestar particular atención a los síntomas gripales, como fiebre, o dolor de garganta y de cualquier otro signo y/o síntoma de infección que pueda ser indicativo de neutropenia. Otros efectos secundarios del fármaco: • Somnolencia y la sedación. • Pueden aparecer síntomas semejantes a los que producen otro antipsicóticos (rigidez, temblor, salivación, etc.) • Se han descrito casos, muy raros, de síndrome neuroléptico maligno, que consiste en fiebre alta asociada a destrucción muscular de gravedad, como en el resto de los antipsicóticos. • También puede aparecer visión borrosa, sequedad de mucosas y trastornos del sudor. • Debe sospecharse miocarditis en cualquier persona tratada con clozapina que presente fatiga, disnea, taquipnea, fiebre, dolor torácico, palpitaciones, otros signos de insuficiencia cardiaca, hallazgos en el EKG como anomalías de ST, e inversiones de la onda T. MEDIDAS DE CONTROL PARA LA ADMINISTRACIÓN DE CLOZAPINA Se establecen las siguientes medidas de control con carácter obligatorio, en orden a garantizar un correcto uso del producto: 1) Antes de iniciar el tratamiento con clozapina, se realizarán recuento y fórmula leucocitarias, para asegurar que solamente reciben el fármaco los pacientes con valores normales de leucocitos. 2) Después del inicio del tratamiento se efectuará un recuento leucocitario semanalmente, durante las 18 primeras semanas. 3) Se realizará el recuento leucocitario al menos una vez al mes durante el tiempo que el paciente esté tomando el medicamento. 4) Si se interrumpe la medicación por una granulocitopenia, se seguirán realizando los controles hemáticos hasta la normalización de los parámetros sanguíneos (recuento y fórmula leucocitaria) c) ANTIPSICÓTICOS ATÍPICOS.
Se trata de fármacos tan o más eficaces que el haloperidol y la clozapina, pero provocan muchas menos molestias. Actualmente son muy usados, y no están exentos de efectos secundarios. 1) Olanzapina: suele inducir aumento de peso y aumenta la posibilidad
de padecer diabetes mellitus tipo II. 2) Risperidona: Produce un aumento de peso menor que la olanzapina,
pero puede inducir cambios hormonales (reversibles), como aumento de la prolactina y disfunciones sexuales (ej., problemas de erección o anorgasmia) 3) Quetiapina: En algunos casos puede hacer disminuir la tensión
arterial, por lo que no está indicado en pacientes hipotensos. 2. ESTABILZADORES DEL ÁNIMO (eutimizantes)
Los estabilizadores de ánimo son usados para mejorar síntomas durante episodios agudos maníacos, hipomaníacos, y mixtos. Pueden a veces también reducir síntomas de depresión. Son el apoyo del tratamiento preventivo a largo plazo tanto para la manía como para la depresión y sus indicaciones se han ampliado a otro tipo de cuadros como los esquizoafectivos e impulsivos. Si bien pueden ser un tratamiento de primera elección para muchos de estos trastornos, su utilización se ve complicada por la necesidad de una serie de controles que minimicen el riesgo de posibles efectos secundarios y garanticen una dosis eficaz del fármaco. a) SALES DE LITIO (Plenur®)
Las sales de litio, particularmente el carbonato de litio y el citrato de litio, se emplean en el tratamiento de la manía y la depresión bipolar, aunque últimamente, se ha extendido su uso a la depresión unipolar. Es un estabilizador del estado de ánimo. Se piensa que sus efectos se basan en sus efectos agonistas sobre la función serotoninérgica. Además, se encuentra disuelto en el plasma sanguíneo y/o en los eritrocitos. La valoración de las alteraciones de los niveles de litio en sangre se hará • Una analítica sanguínea donde se solicitará una bioquímica completa. La frecuencia de extracción se establecerá según el tiempo que lleve tomando el litio. • Valoración clínica de la sintomatología. El margen terapéutico es 0,5-1,3 mEq/L, (puede variar según autores). La intoxicación aguda por litio con niveles plasmáticos, por encima de 3 mEq/L puede ser letal e incluso dejar secuelas neurológicas irreversibles. Los efectos secundarios más comunes del litio son: • temblor (sobre todo en las primeras semanas) • molestias gastrointestinales (sobre todo en las primeras semanas) • aumento de peso • somnolencia • apatía La educación sanitaria al paciente y la familia puede ser más efectiva que las analíticas de rutina en la prevención de los efectos secundarios. Como norma general, antes de la prescripción de las sales de litio se realiza un electrocardiograma y una analítica con: hemograma, bioquímica y hormonas tiroideas. Debemos tener presentes que se deben realizar controles analíticos rutinarios en estos pacientes: • semanales durante el primer mes • mensuales durante los 5 meses siguientes • posteriormente trimestrales Debemos tener presente para la realizacion de la litemia que: 1. El día antes del análisis se debe tomar el litio 12 horas antes de la hora
a la que le han citado para la extracción. 2. El día del análisis, se debe ir en ayunas, sin tomar el litio.
Cuando recibamos los análisis debemos saber que:
a) Si los valores del litio están por debajo de 0,5mEq/L hay que
ponerse en contacto con el Psiquiatra para ajustar tratamiento y llegar a dosis terapéuticas. b) Si los valores del litio están por encima de 1,3mEq/L hay que
ponerse en contacto con el Psiquiatra para ajustar tratamiento y evitar dosis tóxicas. c) Si los valores del litio están por encima de 3 mEq/L avisar al
Servicio de Emergencias 112, ya que probablemente requiera
traslado y observación hospitalaria.
En la figura 1 podemos ver de forma gráfica la actuación a seguir: Si litio es menor Si litio es mayor Si litio es mayor Avisar a su psiquiatra. Avisar a su psiquiatra Aviso al Servicio de Corrección prescripción Corrección prescripción Asegurar ingesta de Asegurar ingesta de sales Observación de síntomas. Observación de síntomas.
Figura 1.

b) VALPROATO ( Depakine®)
El valproato reduce los síntomas maníacos en pacientes con trastorno bipolar. Comparado con la olanzapina, el valproato puede ser menos eficaz pero causa menos sedación y aumento de peso. El ácido valproico es un ácido graso ramificado (ácido dinpropilacético) estructuralmente relacionado con el ácido gamma-aminobutírico (GABA) similar en su estructura a los ácido grasos endógenos. Los efectos secundarios más comunes son: • Indigestión • Nauseas • Aumento de peso La valoración de los niveles de valproato en sangre se hará mediante una analítica sanguínea donde se solicitará una bioquímica completa. La
frecuencia de extracción se establecerá según el tiempo que lleve tomando
el valproato pero se establecerá, al menos, una analítica anual. El margen
terapéutico es de 40/50-100 mg/l.
c) CARBAMACEPINA (Tegretol®)
Es un fármaco anticonvulsivante, similar estructuralmente a los antidepresivos tricíclicos. Viene siendo empleado desde 1960 cuando comenzó a ser utilizado para tratar la neuralgia del trigémino. En la actualidad está considerado como un fármaco de primera elección para el tratamiento de las crisis tónico-clónicas o parciales, también en la manía y como tratamiento profiláctico de la enfermedad maníaco depresiva. El intervalo terapéutico de carbamazepina es de 4-12 μg/ml. Sin embargo, en la literatura también se cita un intervalo de 4-10 μg/ml, con toxicidad a concentraciones superiores a 9-10 μg/ml. Los síntomas de toxicidad generalmente son: • Somnolencia • Vértigo • Visión borrosa • Náuseas • Vómitos • Úlceras en la boca • Dolor de garganta • Hematomas y muy raramente, pueden aparecer efectos hematológicos graves como anemia aplásica. OTRIGINA (Crisomet®, Lamictal®)
La lamotrigina pertenece al grupo de medicamentos antiepilépticos. En la actualidad, tiene aprobado también su uso en el trastorno bipolar. Clásicamente, se reserva el uso de la lamotrigina a su acción preventiva sobre los episodios depresivos, más que sobre los episodios maniacos e hipomaniacos (trastorno bipolar tipo II). No obstante, recientemente también se ha demostrado su eficacia en las fases maniacas. Aunque no se han establecido los niveles plasmáticos terapéuticos de la lamotrigina en los adultos tratados con dosis de 300 a 500 mg/día, estos niveles se mantienen entre 2 y 5 microgramos/ml. Los efectos secundarios más comunes son: • Somnolencia • Cefaleas • Visión Borrosa BIBLIOGRAFÍA
• Sartorius N.Physical illness in people with mental disorders,World. Psyquiatry
• Haup DW. Differential metabolic effects of antipsychotic tretatments.Eur Psychopharmacol 2006; 16 (Suppl.3): 149-55. • Allison DB,Mentore JL,Heo M et al.Antipsychotic-induced weight gain: a comprehensive research synthesis.Am J Psychiatry 1999;156:1686-96. • Allison DB,Casey DE. Antiphychotic-induced weight gain:a review of the literature.J Clin Psychiatry 2001;62 (Suppl.7):22-31. • Marder SR, Essock SM, Miller AM et al. Physical health monitoring of patients with schizophrenia. Am J. Psychiatry 2004; 161:1334-49. • Aquila R. Management of weight gain in patients with schizophrenia. J Clin Psychiatry 2002; 63. • Ball MP, Coons VB, Buchanan RW. A program for treating olanzapinel-related weight gain. Psychiatr Serv 2001; 52:967-9. • Dixon L, Weiden P, Delahanty J et al. Prevalence and correlates of diabetes in national schizophrenia samples. Schizophr Bull 200; 26:903-12. • Guo JJ, Keck PE Jr., Corey-Lislc PK et al. Risk of diabetes mellitus associated with atypical antipsychotic use among patients with bipolar disorder: a retrospective, population-based case control study. J. Clin Psychiatry 2006;67;1055-61. • Rubio G, Gómez-de-la-Cámara A, Ledesma F et al. Therapy with antipsychotic drugs as a risk factor for diabetes in schizophrenia: a case control study. Med Clin 2006;126;441-4. • Fuller MA, Shermock KM, Secic Metal. Comparative Study of the development of diabetes mellitus in patiens taking risperidone and olanzapine. Pharmacotherapy 2006; 23:1037-43. • Lambert M, Copeland L, Sampson N et al New-onset type-2 diabetes associated with atypical antipsychotic medications. Prog Neuropsychopharmacol Biol Psychiatry 2006;30-919-23. • Motsinger C, Slack M, Weaver M et al. Physician patterns of metabolic screening for patients taking atypical antipsychotics: a retrospective database study. Primary Care Companion J Clin Psychiatry 2006; 67:220-3 • Meyer JM. A retrospective comparison of weight, lipid, and glucosa changes between risperidone- and olanzapine – treated in patients: metabolic outcomes alter 1 year. J Clin Psychiatry 2002; 63: 425-33 • Meyer JM, Koro CM. The effects of antipsychotic therapy on serum lipids: a comprehesive review. Schizophr Res 2004; 70:1-17. • Rettenbacher MA. Ebenbichler C, Hofer A et al. Early changes of plasma lipids during treatment with atypical antipsychotics. Int Clin Psychopharmacol 2006; 21: 369-71 • Killian JG, Kerr K, Lawrence C et al. Myocarditis and cardiomyopathy associated with clozapina. Lancet 1999; 354: 1841-5. • La Grenada L,Graham D,Trontell A.Myocarditis and cardiomyopathy associated with clozapine use in United States.N Engl J Med 2001;345:224-5. • Merrill DB,Dec GW,Goff DC.Adverse cardiac effects associated with clozapine.J Clin Psychopharmacol 2005;25:32-41. • Kockott G,Pleiffer W. Sexual disorders in nonacute psychiatric outpatients. Compr Psychiatry 1996;37:56-61. • Kelly DL.,Conley RR.Sexuality and schizophrenia: a review. Schizophr Bull 2004

Source: http://www.canaryislands.eu/sanidad/scs/content/2e4cef1c-f89a-11df-8010-c5c56db520fc/9_Efectos%20secundarios%20de%20los%20f%C3%A1rmacos%20neurol%C3%A9pticos%20y%20estabilizadores%20del%20%C3%A1nimo.pdf

Microsoft word - a grosse 2013 trips.doc

Pharmaceutical Patents, Global Health and the TRIPS Agreement Dr. med. Alexandra Grosse Matriculation Nr.: A9801310 ao. Univ.-Prof. Dr. Irmgard Marboe Institute of International Law University of Vienna 030084 SE International Law Seminar Inhalt 1. Abbreviations . 3  2. Introduction . 4  3. The Agreement on Trade-Related Aspects of Intellectual Property Rights . 6 

Vioxx y celebrex: la caida de los dioses

Vioxx y Celebrex: La caida de los dioses Manuel Amarilla Gundín, Presidente del Grupo Europeo de Derecho Farmacéutico (Eupharlaw) Madrid, 21 de febrero de 2005 Probablemente con estos fármacos "estrellas" y pretenciosos incluso en sus nombres comerciales (demasiado vitales y celebres para la posteridad) ha comenzado el punto final y